Vivencias del proyecto

El proyecto, se logró trabajar desde el territorio mismo (Buenaventura zona rural y urbana), con cada una de las 16 organizaciones vinculadas como beneficiarias con condición de desplazamiento forzado bajo un enfoque diferencial, sorteando diversas dificultades entre ellas la situación de violencia, sin embargo, las comunidades responden de manera muy positiva y con entusiasmo desbordado comprendiendo las grandes oportunidades que este tipo de intervenciones les genera. Este proyecto puede analizar sus
 

141414.jpg

vivencias desde varias ópticas, la primera podemos considerar las relaciones de los beneficiarios con las redes propias de asociaciones locales, que les facilitan procesos de comercialización, la segunda los compromisos con el proyecto para el desarrollo de sus actividades.

► En el trabajo de terreno existen organizaciones productivas muy bien cimentadas, con una clara misión y visión, con conocimientos que les permite potencializarse como autogestionadores, desarrollando sus principales objetivos como la solidaridad y el trabajo colectivo.

► Las organizaciones ubicadas tanto en zona rural como en urbana, son conscientes: con el cuidado del medio ambiente, con sus productos naturales y orgánicos, con respectivos sellos verdes que permite ser fácilmente articulados con sus respectivas cadenas productivas, igualmente conscientes de aprovechar o reutilizar al máximo los mal llamados desechos, derivados de su productos primarios o transformados.

► Gran parte de estos colectivos, son conocedores de la gran calidad que sus productos ofrecen, aunque de manera pequeña pero que a futuro se puedan visualizar a una mayor escala.

► Son organizaciones agroindustriales, agrícolas, artesanales, que empiezan a romper con las costumbres propias del territorio, frente a algunos aspectos tributarios, pasando de ser parte de una economía informal para convertirse en actores activos de una cadena productiva formal. 

foto.png

► Logramos vivenciar que aprecian este tipo de proyectos, ya que consideran son pensados para las necesidades de cada uno de ellos, igualmente valoran que sean de corto plazo (inicialmente 8 meses), el cual por temas de aspectos de violencia y conflicto que se vivió en el territorio se amplió a 4 meses.   

► Un factor determinante, que daría mayor impacto con las organizaciones, está dado en realizar las entregas de forma paralela con la etapa de formación, particularmente los aspectos técnicos, pues se logra atenuar con el proceso de acompañamiento diversas variables a las que se enfrentan una vez tecnifican sus procesos productivos.

► Con esta intervención, CORDEYPAZ, adquiere experiencias de aprendizaje y oportunidades para mejorarlas, conscientes que logramos desarrollar nuestras habilidades y capacidades, también asumimos que debemos reforzar algunas de ellas, para poner en práctica en futuras intervenciones que cuenten con aspectos similares o de común impacto.